domingo, 24 de junio de 2007

FRANCISCO Y LOS DIEZ MANDAMIENTOS


SAN FRANCISCO Y LOS DIEZ MANDAMIENTOS
Coincidiendo con la Festividad de la muerte de San Francisco de Asís, queremos inaugurar una nueva etapa en esta sección de “esperanzas franciscanas” con una propuesta que nos parece interesante:
¿Les gustaría cada quince días poder recibir a través de esta sección una, llamemos como enseñanza o catequesis sobre los DIEZ MANDAMIENTOS, tratados desde la espiritualidad franciscana?
¡A nosotros nos parece sugerente!
Por tanto, comenzamos en esta primera entrega y por la coincidencia de fechas con la fiesta de San Francisco el 4 de octubre, dar a conocer un poco la vida de nuestro querido Santo y de paso, su relación durante toda su vida, con los Mandamientos de la Ley de Dios.
BIOGRAFÍA:
Francisco de Asís nace en el pueblo italiano de Assissi, en el año del Señor de 1182, hijo de una familia acomodada y dedicada al comercio de talas. Después de una juventud loca, alegre y despreocupada, participó en las guerras regionales entre Señores feudales y padeció después de un año de cautiverio una grave enfermedad.
Un día Francisco escucha una voz en su interior que le dice:
“Francisco, ¿dónde vas? No ves que no puedes servir a dos Señores. Elige, o Dios o el dinero”.
Es entonces cuando toma la determinación de dejar todas las ataduras mundanas y abandonarse en las manos del Señor, haciéndose un pobre entre los pobres.
Durante muchos años, su mamá, la Señora Pica, les enseñaba a el y a su hermanito, los conocimientos de la Biblia y por supuesto Los Diez Mandamientos.
Estos habían sido clavados en el corazón del joven Francisco y era ahora ya de adulto cuando resonaba en su cabeza esas palabras repetidas una y mil veces:
“El precepto más importante dela ley de Dios es: “Amarás a tu Dios sobre todas las cosas y al prójimo, como a ti mismo”.
¿ Cómo defraudarle? ¡No, me haré pobre entre los pobres, como lo fue y lo es Nuestro Señor Jesucristo Hijo de Dios!
Una tarde rezando frente al crucifijo de la Ermita de San Damián, escuchó estas palabras: “Francisco, anda y repara mi Iglesia que amenaza ruina”.
Y ni corto ni perezoso, se puso a reconstruir la iglesita de San Damián con sus amigos los leprosos, mendigos y marginados, pensando que se refería a la reparación material del templo. Pero con el tiempo descubre que se trata de otra cosa muy distinta.
Se unieron a el varios amigos y empezaron a vivir en fraternidad con un sentido sencillo y pobre, viviendo el evangelio al pie de la letra.
La Palabra Sagrada comenzaría a ser su guía, las enseñanzas de Cristo, su vida a imitar y sobre también un amor a la Iglesia a través de sus obras y de la devoción por los sacramentos.
Así nació el movimiento Franciscano, compuesto en la actualidad por varias órdenes regulares, masculinas y femeninas, después de la aprobación de la Regla de conducta por el Papa Inocencio III en el año 1209, sin olvidar la Orden Franciscana Seglar, compuesta en la actualidad por más de un millón de franciscanos seglares.
Compuso el Cántico a las Criaturas, casi ciego y antes de su muerte. Es considerada como una de las obras poéticas más impresionantes y desgarradoras que se hayan escrito jamás, por su profundidad espiritual y de la realidad de la vida, cantando las maravillas de la creación.
Murió la noche del 3 de octubre de 1226, dejando tras de sí una gran familia, “La familia Franciscana”a la que le animamos a usted a pertenecer desde su estado en la sociedad o en la vida cotidiana. Conozca la vida de nuestro Santo Francisco y sepa que cualquier cosa que lea sobre él, nunca le va a defraudar.
¡Paz y Bien Hermanos!
FECHAS Y EPISODIOS PRINCIPALES DE LA VIDA DE SAN FRANCISCO
1182- Nace en Asís, hijo de un comerciante y de una mujer auténticamente cristiana.
1201- Cae prisionero en la batalla de Ponte San Giovanni. Al año de cautiverio regresa a Asís.
1206- Orando ante el crucifijo de San Damiano, oye a Cristo que le dice: “Francisco, anda y repara mi casa que amenaza ruina”. Ante el Obispo Guido de Asís, renuncia a todo cuanto posee y se dedica a ser obrero de la construcción, reparando iglesias, lo que hace muy devotamente.
1209- Asistiendo a la Santa Misa, escucha el pasaje del Evangelio: “no llevéis oro ni plata, ni dinero alguno en vuestros bolsillos...”y desde ese instante el Evangelio y la Pobreza es la norma de su vida. Viaja a Roma y después de inmensas vicisitudes, es aprobada la Regla da Vida por el Papa Inocencio III, gran admirador suyo.
1211- Junto a Santa Clara, funda la II Orden de las Damas Pobres, mujer y Orden que tuvieron una importancia decisiva en toda la espiritualidad y en la vida de Francisco hasta después de su muerte. Su más preciada seguidora, Clara de Asís, dulce Dama del Señor.
1214- Envía una carta a todos los Hermanos para inducirles a conducirse y practicar mejor el Evangelio. Tiene mucho éxito pero también se granjea enemigos, porque les está dando un buen tirón de orejas.
1215- En el Concilio de Letrán conoce a Santo Domingo, fundador de los Padres Dominicos y se admiran mutuamente toda la vida.
1216- Obtiene del Papa, la confirmación de la Indulgencia de la Porcíuncula, o primer y más querido asentamiento, donde se albergaron los primeros hermanos.
1220- Cinco de los primeros Hermanos, son agraciados con el martirio en Marruecos, por odio a la fe, o por no ponerse de acuerdo con ellos.
1224- El 14 de Septiembre, en el Monte Alvernia, Cristo imprime en su cuerpo las llagas de sus clavos y herida del costado, que le seguirán sangrando hasta su muerte.
1226- El 3 de Octubre da la bienvenida a la “Hermana Muerte” y entonando el Salmo 142 “con mi voz clamé al Senor...”entrega dulcemente su alma a Dios.
1228- El 15 de Julio es solemnemente canonizado por su gran admirador el Papa Gragorio IX, unidos en estrecha amistad.
FRANCISCO HA SABIDO GRANJEARSE LA AMISTAD DE TODA LA CREACIÓN, DESDE EL HERMANO SOL, AL HERMANO LOBO, COMO TAMBIÉN AL HERMANO POBRE Y ABANDONADO QUE EXTIENDE SU MANO PIDIENDO AYUDA.
¿Y usted, querrá seguir a nuestro Señor Jesucristo a través de la Espiritualidad de San Francisco de Asís, ayudando a los pobres?
“Que Dios se lo premie y les Bendiga”